Reseña de Libro: A Thousand Splendid Suns.

Se trata de la segunda novela del escritor Afgano Khaled Hosseini, publicada en el año 2007 por la casa editora Riverhead. A Thousand Splendid Suns nos ubica en Afganistán alrededor de los años 70 -justo en medio de los eventos que cambiaron el curso de dicha nación para siempre-, y mientras nos hace participes de tantos años de inestabilidad política y violencia, nos invita a ser testigos de la vida de sus personajes, de sus luchas y penas, así como de sus breves momentos de alegría y de toda la sabiduría que acumulan durante su trayecto.

Es sin duda una novela que provoca mil emociones, con escenas difíciles, eventos crudos y de forzosa digestión, es una cucharada de la realidad que muchas personas vivieron y que aún viven. Ciertamente fue duro terminar de leerla, más que nada porque lastima la sensibilidad y luego porque es fuerte, es fuerte aceptar las costumbres de una cultura dentro de la que te sientes amenazado, aún fuera a través de la lectura. Es un reto el respetar las tantas y variadas culturas que se dan su espacio en nuestro mundo, es un reto asimilar las tantas injusticias que se cometen con legalidad.

Desde el inicio se nos muestran las wpid-2014-09-27-17.50.45.jpg.jpegmás puras conductas humanas, dentro de la inocencia y amor incondicional de un niño, hasta las faltas y vilezas de un adulto que quiere huir de sus responsabilidades. Conoceremos una paleta con las varias caras que es capaz de tomar el remordimiento, el cómo toda acción conlleva consecuencias que pueden afectarnos por el resto de nuestras vidas, y el cómo es posible aprender de cada vivida experiencia, lecciones esperan ser aprendidas a cada momento.

Es en las primeras páginas que nos presentan a Mariam, niña de gran corazón que aprenderá en carne propia y a su corta edad que para las mujeres de su país las cosas no son color de rosa. Y así tendremos dos importantes vertientes dentro del trato a la mujer en Afganistán, la de aquellas que crecieron bajo la estricta y exigente cultura Afgana y la de aquellas que crecieron bajo una mentalidad Occidental en un país del Oriente. Fue un choque bastante interesante, la mujer como esclava y objeto contra la mujer estudiada y libre. Sin embargo, veremos como ambas vertientes llegaron a un punto crítico gracias a las olas de injusticias y mar de atrocidades.

Por otro lado, los personajes masculinos son importantísimos, desplegándose en ellos las diferencias en la mentalidad de uno y otro, aún siendo considerados el sexo prioritario. Principalmente fue Hakim, quien para mi logró romper con todas las impresiones de machismo que pudiera tener de ésta cultura, un hombre que muchos pudieran considerar débil antes que enamorado, antes de respetuoso a los deseos de la mujer con la que decidió unir su vida; así entendemos que no todos sienten la necesidad de ejercer sus adjudicados derechos al maltrato y sometimiento del sexo femenino. Sin embargo, es una barbaridad que todo esto aún ocurra, que no se haya expandido el tipo de pensar que acepta a la mujer como un ser humano y no como un pedazo de propiedad o un animal domesticado.

Y bueno, como decía anteriormente, la novela nos da pinceladas de la historia Afgana en dichos años; me pareció interesante conocer más de la misma aunque fuera de manera superficial, ya que hay cuestiones que nunca lograrán entenderse, más cuando se trata de guerras y religión. Para mediados de los 70, Afganistán deja de ser una nación bajo regímenes monárquicos, para luego estallar una guerra civil de la que toma parte la Unión Soviética, enfrentándose ideales comunistas con ideales más tradicionales de la cultura afgana. Eventualmente se disuelve la Unión Soviética, debilitándose así las fuerzas comunistas y dando ventaja a las diferentes facciones que luchaban en contra. Y como tan bien sabemos, seres humanos con sed de poder nunca serán capaces de ponerse de acuerdo, desatándose de esa forma otra batalla entre dichas facciones. Más tarde, los Talibanes se adjudican la tarea de controlar y restaurar el orden, a su manera… desde aquí ya más o menos conocemos el resto.

Además de los aspectos ya mencionados, ésta es una historia capaz de cambiar perspectivas en cuanto a nuestras propias vidas y nuestras luchas. No es que nuestros problemas se convertirán en triviales, pero sí encontraremos inspiración -muchas veces necesaria- para enfrentarlos mil y una vez, encontraremos nuevas fuerzas siendo testigos de la lucha que muchos otros han superado. No es que quiera poetizar el libro más de la cuenta, pero me parece que sí es posible renovarse, volver a levantarse y seguir, todo en base a la manera en que ciertos personajes enfrentan y superan sus desgracias personales.

Es uno que vale la pena leer, es un deleite ver como ciertos autores luchan por hacernos parte de su mundo, la historia de su pueblo, asegurándose que la vida y muerte de tantos no fuera en vano, sino que queden plasmadas en las mentes y corazones de muchos capaces de identificarse o solidarizarse con la situación. Lectura recomendada.

Lecturas Compartidas.

Es una realidad que a veces nos encontramos en un punto de nuestras vidas en el cual se nos hace algo difícil realizar ciertas actividades o entregarnos a ciertos gustos, unos tan simples como el dedicar tiempo a un nuevo proyecto manual, escribir varias cartas a tus amigos por correspondencia o el iniciar/pertenecer a un club de lectura. Estos son solo algunos ejemplos dentro de mi lista personal, de esas cositas que siempre se van quedando para más tarde porque alguna tarea o responsabilidad sigue colándose en fila. Y sí, hay un tiempo para todo, como dice la biblia… solo que el tiempo no se materializa con dueño asignado, depende de nosotros el distribuirlo para que todo encuentre su espacio dentro de nuestras vidas/agendas. Es una lección que sigue haciendo de las suyas, con sus fugas momentáneas del baúl de aprendidas, para no estar cuando la necesitas; es una de esas que todos conocemos, pero que la mayoría de las veces decidimos obviar y usar como excusa para todo eso que queremos pero dejamos de hacer.

Todo esto me recuerda un fragmento de “The Sound Of Settling”, canción de la banda Death Cab For Cutie,

My brain is saying “If you’ve got an impulse let it out”, but they never make it past my mouth.

La manera más efectiva de desperdiciar nuestro tiempo y de paso nuestras vidas es el postergar lo que puede resultarnos agradable y con capacidad de hacer los días más brillantes, es el conformarnos con ser productivos y hacer simplemente lo que debemos hacer y nunca lo que queremos hacer. Ser máquinas de alto rendimiento. Y sí, es cierto que lo mejor es intentar que ese deber sea algo que disfrutemos pero, we know better, eso no es siempre una posibilidad.

Me he dispuesto a retomar ese balance del que una vez disfrutaba, sin culpas ni reproches, tanto personales como externos. Siempre hay tiempo para un buen libro, para momentos fuera de este mundo, para escribir sobre lo que sentimos, para reír de las cosas más triviales, para amar una sonrisa, para disfrutar una copa de vino o unas cervezas, para conversar con un amigo por teléfono o de manera virtual, para perderte un rato en unos ojos con forma de almendra… siempre hay tiempo para lecturas compartidas.

wpid-img_20140924_181425.jpg

Y aunque no sea precisamente un club de lectura, éste es el tipo de “conformista” que sería una y otra vez. No es adaptarme o aceptar cualquier circunstancia que se acerque a la deseada, no es rendirme a lo más fácil. Soy “conformista” porque he aprendido a reconocer que las mejores cosas pasan fuera de los planes, porque entiendo que al perderte puede que termines tropezando contigo mismo y logres verte frente a frente en una ciudad sin espejos, porque admito no tener todos mis pasos escritos como había pensado tenerlos. Que si buscaba un libro y terminé con una sola oración que logró retar mi manera de ver el mundo, estoy más que satisfecha.

No necesito excedentes, no necesito maletas llenas de cosas que no utilizaré, no necesito un mar de palabras dentro de las que no encuentre ningún significado… No necesito más que lo que me hace feliz. Así, simple.

Reseña de Libro: All The Light We Cannot See.

Publicada en Mayo del 2014 por la casa editora Scribner, es una historia de la pluma del escritor Anthony Doerr que todo amante de los libros -que visite librerías de manera regular- probablemente ya ha visto en los estantes. La misma ha logrado destacarse entre las demás novelas de ficción publicadas éste año.
Y de paso, ya lo he dicho, siempre han sido mi debilidad esas novelas que combinan historia con ficción, y es que me parece importante mantener latentes esos sucesos que marcaron al mundo y que han puesto en marcha un presente como hoy lo conocemos. All The Light We Cannot See, a pesar de contar con longitud de unas 530 páginas, logra sumergirnos en una lectura placentera, digerible e interesante. La narrativa de Doerr nos transporta a las páginas y nos pinta cada suceso con lujo de detalles, él ha sido bastante expresivo y descriptivo; y si bien es cierto que hay muchas palabras que aún desconozco del idioma inglés, fue una bienvenida aventura el navegar los diccionarios y aprender unas cuantas nuevas.
Se nos narra desde dos puntos de vista, mas en ocasiones suelen sentirse varias voces al mismo tiempo. Pero básicamente conocemos ambas caras de una única moneda, los dos extremos de una soga, les deux versions de un mismo evento, de una guerra que nunca debió suceder. Por un lado Werner, un brillante joven Alemán que logra verse atrapado, más de una vez, entre lo moralmente correcto y lo comúnmente aceptable, un niño que sin saberlo es arrastrado a un sistema que busca aprovecharse de sus talentos mientras se apodera de su alma; por el otro Marie-Laure, una curiosa joven Francesa que logra superar innumerables pruebas que le arroja la vida, que con gracia y coraje desafía sus propios límites en todo momento. Ambas historias adornadas con crudeza y perfumadas con un fuerte aroma a la realidad de aquellos días -en vísperas de la Segunda Guerra Mundial-,  logrando tocar nuestra sensibilidad mientras despierta cada uno de nuestros sentidos.
Además de Werner y Marie-Laure, Doerr logra dar forma a personajes exquisitos como Daniel LeBlanc, un hombre completamente entregado a su tarea como padre y a su oficio como cerrajero, la inteligente y siempre correcta Jutta, así mismo el apasionado joven Frederick, la ferviente Madame Manec, el melancólico Etienne, el incomprendido Volkheimer, entre otros cuantos.
Me pareció que éste libro intenta recordarnos que en los momentos más oscuros siempre son las pequeñas cosas las que nos mantienen a flote, las que nos brindan un poco de luz. No siempre sabemos quién nos está viendo o escuchando, y por ello nunca estaremos plenamente conscientes de la transcendencia de nuestros actos. Aún así, todo lo que hacemos tiene valor, se refleja en alguna parte y de alguna forma. Sea que entregues al mar un mensaje en una botella, que lances una bengala en medio de un desierto o que escribas una entrada en un blog que crees que nadie lee… todo lo que hacemos transciende de una manera u otra. Procuremos que al menos la mayoría de las veces nuestros actos sean de transcendencia positiva y que quizás lleven esperanzas o alegrías a otras almas que podrían necesitarla.
Aquí les dejo la preciosa portada del libro, la misma despliega la ciudad de Saint-Malo en Francia, tintada de azul bajo un cielo inmenso. Espero lleguen a disfrutarlo. Aquí una reseña publicada en Goodreads que me gustó mucho, no la recomiendo leer hasta que no lean el libro, la verdad es que me parece que contiene ciertos spoilers.
  

Libros: Tesoros a nuestro alcance.

La pasión por los libros es una que compartimos muchas personas alrededor del mundo. Es sin duda de enorme placer tener en manos un libro que mueres por leer o que acabas de leer y te ha dejado sin palabras; sin embargo, hay que aceptar el hecho de que ésta pasión a veces resulta algo costosa.

Decir que el precio de la mayoría de libros que me interesan leer es elevado sería quizás devaluar el trabajo y esfuerzo del autor; aún así, debo admitir que muchas veces el factor económico ha logrado frenar mi anhelada adquisición de varios libros al mismo tiempo o de la cantidad que deseaba llevarme en cierto momento. Seguro a alguno de ustedes ya les ha pasado, sentir que no pueden darse el lujo de comprar algunos libros al mes, o ajustarse a un presupuesto -probablemente bajo, porque hay otros gastos- que ya han predestinado para darse ese gusto.

Esta entrada quizás no parezca tan relevante para algunos, pero la realidad es que cuando al fin pude comprar unos 5-6 libros al mismo tiempo, por una cantidad mínima de dinero, quedé maravillada. Y no libros al azar, sino que libros de mi interés y muchos que ya tenía en mi lista “para leer” de Goodreads. Este ha sido un descubrimiento gradual, el hecho de que todo está a nuestro alcance y simplemente es necesario saber cómo y dónde buscar.

Vintageanchorbooks account on Tumblr.

Antes de seguir, no vivía bajo una roca ni nada por el estilo, pero siempre creí que las tiendas de segunda mano -mejor conocidas como Thrift Stores- consistían más que nada en la venta de ropas, calzado y accesorios; mas recientemente, al empezar a visitar estas tiendas, me dí cuenta de los muchos tesoros que es posible encontrar. Entre estos tesoros, libros, los que han convertido estos últimos días en una verdadera aventura. He quedado encantada con las tiendas de segunda y esos rinconcitos que algunas de ellas dedicados a los libros.

Ha sido alucinante el sentir que puedo empezar, de manera más costo-efectiva, a construir ese pequeño sueño de un espacio lleno de libros, la mayoría de ellos importantes y significativos, esos que quisieras compartir más adelante con personas especiales. Es lindo comenzar a dar forma a esas cosas, que aunque sean pequeñas, dan calorcito al alma. Y en parte, lo que ha hecho tan significativo este proceso, ha sido el poder vivirlo con alguien que siente de la misma forma al respecto.

Es bueno saber que hay personas capaces de compartir material de lectura, y que existan establecimientos que faciliten este traspaso. Me place el que muchos entiendan el valor que tiene un libro, que los mismos no son para guardarse y olvidarlos, sin que se les aprecie o se les adjudique cierto valor sentimental. Los libros son para ser leídos, explorados, compartidos, vividos, apreciados… nos dan la oportunidad de crear nuevas historias alrededor de una historia pre-concebida por otro ser humano. Al menos así lo veo yo.