Reseña de Libro: Outlander.

Outlander es el primer libro de la serie Outlander, escrita por Diana Gabaldon, publicado por primera vez en 1991. La serie cuenta actualmente con ocho libros -octavo publicado en Julio del 2014-, sin embargo hay promesas para un noveno, por lo que ésta serie aún se encuentra inconclusa. La autora ha manifestado en varias entrevistas y escritos que desde el inicio se imaginó el libro como un experimento para sí misma, para probarse como escritora, y no se imaginó nunca que se convertiría en una reconocida novela que combinaría diferentes géneros, como Sci-Fi, Drama, Romance, Aventura, Ficción Histórica, entre otros.

La verdad es que siempre fui algo renuente ante el leer series de libros -siendo The Hunger Games la primera en capturar mi atención-, pensaba en las series como una excusa del escritor para explotar una historia, para extraerle el todo mientras se da vacaciones a la creatividad y a las nuevas ideas. La realidad es que ciertas historias son concebidas para ir más allá, para extenderse hasta que sea necesario; entendí que, contrario a mi juicio inicial, esto puede ser un gran reto a la imaginación, moldear y re-moldear una figura que sabemos aún no encuentra la forma adecuada. Por lo que logré hacer las pases con las series y decidí dar oportunidad a otras, en este caso Outlander, que se convertirá en mi segunda.

Me hice consciente de la existencia de los libros gracias a los anuncios del programa televisivo basado en estos, que fue lanzado al aire en Agosto del 2014 por la cadena Starz. Me llamó la atención aún sin ver ningún episodio y decidí iniciar el libro antes de aventurarme al programa -lo que me dispongo a hacer justo luego de terminar esta entrada-.

Ésta primera entrega de Outlander cuenta con 627 páginas, las cuales no solo prometen mantenerte pegado a ellas sino que realmente lo logran. Es un escrito bastante elaborado y llamativo para ser un primer libro, se nota el esfuerzo de la autora para pulir este trabajo.

Todo inicia a principios del Siglo XX en Escocia, donde Frank y Claire Randall se encuentran celebrando su segunda luna de miel, luego de que las circunstancias impidieran su convivencia y estuvieran separados por unos cuantos años. No a todo el mundo le interesan los componentes históricos de los lugares que visita y simplemente prefieren disfrutar del momento, discrepancia en la que se encuentra esta pareja. Frank es amante de la historia y se dispone a realizarse como profesor de la Universidad de Oxford, mientras que Claire disfruta de otros intereses, como la botánica, aún así ha decidido mostrarse interesada en lo que Frank tiene para enseñarle. Decisión inteligente, ya que a veces conocer la historia del lugar donde te encuentras podría ofrecerte ventajas o incluso salvarte la vida.

¿Cómo negar el atractivo que tienen los libros que tocan el tema de viajar en el tiempo? es quizás uno de esos temas que fascinan a los seres humanos, uno de esos capaces de seducir las mentes de más de uno, que nos hace dudar de su veracidad o falsedad. Claire ha tenido la oportunidad de aventurarse al pasado, en una de por sí Escocia mística, llena de costumbres y creencias, no hay duda de que le costará adaptarse.  Descubrirse en el Siglo XVIII, casi 200 años de diferencia con su propio tiempo, es una noticia que podría desconcertar a cualquiera, por lo que es un deleite ser participe de los sentimientos, decisiones y sentir de un personaje en una situación tan confusa e increíble.

Sin duda alguna es una trama complicada en aspecto general, que pondrá en una balanza nuestras opiniones sobre el matrimonio, el amor, las costumbres, la lealtad, lo correcto e incorrecto y hasta qué grado son dichos aspectos maleables, entre otros. Dicho esto, es la razón por la cual hay tantas opiniones extremas en cuanto al libro, tanto qué disputar y tanto en qué discordar.

“For where all love is, the speaking is unnecessary”

En fin, disfruté mucho del contexto histórico de la obra, su riqueza en detalles, el contraste de costumbres, cambios y avances, la gran gama de personalidades que ofrecen los personajes y el significativo aporte de cada uno a la historia. Outlander es de gran colorido y, si bien es cierto que la autora se emocionó un poquito al exaltar los sentimientos y deseos carnales de ciertos personajes, nunca raya en lo obsceno ni puede considerarse una novela erótica; el peso del contenido logra difuminar perfectamente toda consideración de lo anterior y, al contrario, me parece que en ciertos casos logra realzar la belleza del aspecto pasional del amor.

De todas formas queda de cada persona el juzgar un escrito. Éste, aún contando con moderada longitud, es bien cómodo de leer, no agota. Espero lo disfruten si se animan a leerlo. Tengan presente que es una serie larga, por lo que cuando puede que sientan poco satisfechos al terminar la primera novela, pero más que nada puede que se descubran buscando la segunda de inmediato.

Anuncios

Un comentario en “Reseña de Libro: Outlander.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s