Reseña de Película: Detachment.

¿Alguna vez te has puesto o pusiste en el lugar de tus profesores? Recuerdo que fue inevitable no hacerlo durante mis años de colegio, cada vez que alguno de mis compañeros mostraba cierto grado de irrespeto, cada vez que algún profesor no era capaz de conectar con los alumnos, cada vez que alguno tomaba la vía más sencilla y desinteresada para llevar enseñanzas que no estaban siendo captadas. Detachment es una película estadounidense del 2011 que logra captar la esencia de lo que la sociedad espera de un educador en estos tiempos, expectativas que cada día acarrean menos sentido. Dirigida por Tony Kaye y escrita por Carl Lund, es un grito ante una situación que poco a poco se sale de control y parece situarse fuera del radar de situaciones a tomar en cuenta.

Henry Barthes es un profesor sustituto, a quien su posición temporal ha protegido de la dura tarea de responsabilizarse por un grupo de alumnos en específico, del hecho de tener que responder por su grado de aprendizaje y crecimiento en numerosos aspectos, no solo en el académico. Parecería un trabajo bastante pesado ser el padre de toda una clase, pero aparentemente se ha hecho parte del requisito que tiene un profesor dentro de nuestra sociedad moderna.

La presión que hoy recae sobre las escuelas de ser el fundamento educativo y formativo social de los adolescentes es increíblemente absurda. El hecho de que la mayoría de los padres hayan decidido hacerse la tarea más fácil y ponerlo todo en manos de otros es un serio problema que se ha estado reflejando en muchos de los jóvenes hoy en día. Me parece que el filme logra un trabajo increíble a la hora de transmitir este mensaje, experimentando desde los diferentes puntos de vista en relación al mismo. Expresando la posición de los maestros, la de los alumnos y así mismo la de los padres. Un trabajo bastante completo, que le permitió ganar varios premios dentro del mundo cinematográfico.

El cast se compone de una variada gama de actores, muy reconocidos como Adrien Brody, Marcia Gay Harden, Bryan Cranston, James Caan, Blythe Danner, Tim Blake Nelson, Christina Hendricks y Lucy Liu, y más jóvenes como Sami Gayle y Betty Kaye. Adrien Brody hace un grandioso trabajo (como en casi todos sus papeles) como Henry Barthes, quien además de su actuación, se presta para reflexiones durante el transcurso de la película.

Disfruté mucho del filme, tanto por su bien elaborada temática como por mi interés en este tipo de cuestiones sociales. La verdad es que tres años han simplemente agudizado nuestra noción del problema, que se hace cada vez más palpable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s