Reseña del Libro: The Little Prince.

The Little Prince además de ser mi libro leído más corto del año 2015, fue el más popular según mi reporte anual de Goodreads, y sin duda alguna ya que es un clásico que continua rompiendo las barreras del tiempo.

Escrita por Antoine de Saint-Exupéry  y publicada por primera vez en el año 1943 en New York, es una historia para niños que apela fuertemente al entendimiento de los adultos.img_20151231_165050.jpg

Mientras leía, me propuse marcar aquellas líneas que me parecieran cargadas de alguna enseñanza, pero terminé tomando notas de las páginas ya que iba a terminar llenando el libro de post-its. No es del todo sencillo intentar plasmar las enseñanzas de manera cruda, pero me nace intentarlo. No estoy segura si podrían considerarse spoilers, pero con libros de esta magnitud, no es algo que me preocupe… soy una de esas pocas personas que aún no lo leía.

Desde la primera página nos muestra la infinita esencia de la imaginación y como poco a poco la vamos perdiendo si no somos cuidadosos. De la mano, nos plantea lo subjetivo del arte y nuestra incapacidad de ser tolerantes con las idea externas la mayor parte del tiempo, debido a lo difícil que es ver más allá de nuestras propias creencias.

Advierte a los pequeños de las diferentes maneras de juzgar que tienen los adultos, ejemplificando la importancia de la vestimenta ante los conocimientos. Pobre Astrónomo Turco, lo positivo es que no tuvo que rehacer toda su presentación, simplemente tuvo que cambiarse los vestidos para ganar validez.

“Here is my secret. It is quite simple: One sees clearly only with the heart. Anything essential is invisible to the eyes.”

Nos aconseja en pos de estudiarnos diariamente, detectar en nuestros caracteres esas pequeñas fallas que descuidadas se convierten en malos hábitos, capaces de arraigarse tanto hasta ser prácticamente imposibles de arrancar. Descuidados, esos malos hábitos -baobabs- pueden incluso llegar a destruir todo nuestro pequeño universo personal.

El hecho de comparar las rosas con las mujeres, pues admito que podría haberme causado incomodidad, pero dejo pasar debido a que la comparación engloba hermosos sentimientos e importantes realizaciones. El pequeño príncipe entiende durante su viaje que el universo está lleno de rosas, no solo una como él inicialmente creyó… sin embargo esa una es su rosa, la que lo ha acompañado, a la que ha cuidado, la que lo ha escogido… y son estas y tantas otras cosas la que la hacen única.

El príncipito se aventura en un viaje, principalmente para alejarse de aquella rosa que tanto termina anhelando, pero antes de todo, se encuentra con interesantes personajes que van enseñándole cosas positivas como negativas. No abundaré mucho 20151231_164743.jpgen todo esto, tengo que dejar espacio para que las páginas hablen por sí mismas.

“Then you shall pass judgement on yourself, that is the hardest thing of all. It is much harder to judge yourself than to judge others. If you succeed in judging yourself, it is because you are truly a wise a man.”

Pero no se queden con estas líneas que he escrito, encuentren la belleza de esta historia por ustedes mismos, si es que aún no lo han hecho. Personalmente voy a atesorar este libro y lo leeré a mis futuros pequeños, y si no a los míos, pues a los del vecino. Así las ansias de compartirlo.

Reseña de Libro y Película: And Then There Were None.

Es un libro de Agatha Christie publicado originalmente en el año 1939 bajo el título “Ten Little Niggers” (Diez Negritos). Tuve la oportunidad de leer la edición del 2001 que cuenta con 275 páginas, publicada por la casa editora St. Martin’s Pbookcoverress; empecé a leerlo por sugerencia, admitiendo que aún siendo los libros de misterio que me atrajeron a la lectura, últimamente no son mi primera elección.

La narrativa es de inmersión lenta y da espacio a muchos detalles, llevándote a remar con fuerzas durante las primeras páginas. Fue mi caso el no sentirme 100% segura de querer seguir, mas luego me descubrí en los rápidos y todo valió la pena. Christie nos hace invitados sin invitación de una peculiar expedición que de inicio promete ser bastante inglesa, de aquellos años donde las personas consumían excesivas cantidades de té mientras hablaban de nada y de todos. Sí, estaba esperando una reunión de personas poco interesantes en un lugar poco conocido, terminé llevándome una sorpresa.

La historia me recordó bastante el juego Clue -que imagino la gran mayoría conoce-, sin embargo descubrí que el libro en realidad tiene su propio juego, lanzado al mercado en el 2014 bajo el título 10 Negritos por Peká Editorial en España. No imagino qué tanto éxito logre tener.

Christie logra su cometido en líneas sencillas, mantenerte alerta y tomando notas de cada detalle, pendiente de cada movimiento de los personajes. Logró que cambiara de opinión a cada instante y me armara de nuevas teorías posiblemente en cada página, recordándome el porqué me gustan los libros de misterio al fin y al cabo, me mantienen alerta y con la imaginación a toda máquina.

Debo admitir que no todo el desenlace me pareció convincente, pareciéndome quizás un poco mal construido en relación a lo bien que se desenvolvió la historia; aclarando que aún me pareciera así, no logró restarle a la bien tejida maraña. Fue una muy grata y bienvenida lectura y al juzgar por su puntaje en Goodreads, muchos otros comparten dicha opinión.

andthen5Para los que se preguntan si hay una película, pues cómo no; la misma data del año 1945, dirigida por René Clair y adaptada por Dudley Nichols, es una película estadounidense que tiene altos récords en los más famosos sitios de películas en línea (IMDb, Rotten Tomatoes, entre otros). No pude resistirme a verla, tanto la curiosidad como el disfrutar de la historia en pantalla me motivaron a buscarla; para los interesados, la misma está disponible en Amazon a un módico precio, y gratis para aquellos con el servicio Prime.

La adaptación me pareció fantástica, bastante elaborada para la fecha en que se lanzó. La imagen es muy buena, las tomas son igualmente bien manejadas y sin parecer recortes, que era lo que honestamente esperaba, aún sin tener conocimiento de qué tan avanzada estuviera la industria cinematográfica en aquellos años. Sin duda alguna lo que dejó mucho que desear fueron las actuaciones de la mayoría de los personajes. Entre las peores están la Sra. y Sr. Rogers (Queenie Leonard y Richard Haydn) y el Dr. Armstrong (Walter Huston), sobresaliendo sin cuestionante Louis Hayward en el papel de Phillip Lombard, June Duprez como Vera Claythorne y Judith Anderson como MisAnd_Then_There_Were_None_(1945)s Emily Brent.

La película logra mantenerse relativamente fiel al libro salvo por unas cuantas alteraciones a la trama, y con unas cuantas me refiero a que dichas alteraciones me dejaron sorprendida y quizás haga lo mismo con aquellos que ya están familiarizados con la historia. Es una adaptación que vale la pena ver, y más si disfrutaron del libro.

Como ya podrán concluir, recomiendo mucho ambos el libro y la película, segurísima de que no se arrepentirán. Como lección, nunca dejen de dar oportunidad al material que pueda salirse de sus inclinaciones, puede que ciertas cosas los sorprendan y terminen aprendiendo algo nuevo de ustedes mismos.