Reseña del Libro: The Little Prince.

The Little Prince además de ser mi libro leído más corto del año 2015, fue el más popular según mi reporte anual de Goodreads, y sin duda alguna ya que es un clásico que continua rompiendo las barreras del tiempo.

Escrita por Antoine de Saint-Exupéry  y publicada por primera vez en el año 1943 en New York, es una historia para niños que apela fuertemente al entendimiento de los adultos.img_20151231_165050.jpg

Mientras leía, me propuse marcar aquellas líneas que me parecieran cargadas de alguna enseñanza, pero terminé tomando notas de las páginas ya que iba a terminar llenando el libro de post-its. No es del todo sencillo intentar plasmar las enseñanzas de manera cruda, pero me nace intentarlo. No estoy segura si podrían considerarse spoilers, pero con libros de esta magnitud, no es algo que me preocupe… soy una de esas pocas personas que aún no lo leía.

Desde la primera página nos muestra la infinita esencia de la imaginación y como poco a poco la vamos perdiendo si no somos cuidadosos. De la mano, nos plantea lo subjetivo del arte y nuestra incapacidad de ser tolerantes con las idea externas la mayor parte del tiempo, debido a lo difícil que es ver más allá de nuestras propias creencias.

Advierte a los pequeños de las diferentes maneras de juzgar que tienen los adultos, ejemplificando la importancia de la vestimenta ante los conocimientos. Pobre Astrónomo Turco, lo positivo es que no tuvo que rehacer toda su presentación, simplemente tuvo que cambiarse los vestidos para ganar validez.

“Here is my secret. It is quite simple: One sees clearly only with the heart. Anything essential is invisible to the eyes.”

Nos aconseja en pos de estudiarnos diariamente, detectar en nuestros caracteres esas pequeñas fallas que descuidadas se convierten en malos hábitos, capaces de arraigarse tanto hasta ser prácticamente imposibles de arrancar. Descuidados, esos malos hábitos -baobabs- pueden incluso llegar a destruir todo nuestro pequeño universo personal.

El hecho de comparar las rosas con las mujeres, pues admito que podría haberme causado incomodidad, pero dejo pasar debido a que la comparación engloba hermosos sentimientos e importantes realizaciones. El pequeño príncipe entiende durante su viaje que el universo está lleno de rosas, no solo una como él inicialmente creyó… sin embargo esa una es su rosa, la que lo ha acompañado, a la que ha cuidado, la que lo ha escogido… y son estas y tantas otras cosas la que la hacen única.

El príncipito se aventura en un viaje, principalmente para alejarse de aquella rosa que tanto termina anhelando, pero antes de todo, se encuentra con interesantes personajes que van enseñándole cosas positivas como negativas. No abundaré mucho 20151231_164743.jpgen todo esto, tengo que dejar espacio para que las páginas hablen por sí mismas.

“Then you shall pass judgement on yourself, that is the hardest thing of all. It is much harder to judge yourself than to judge others. If you succeed in judging yourself, it is because you are truly a wise a man.”

Pero no se queden con estas líneas que he escrito, encuentren la belleza de esta historia por ustedes mismos, si es que aún no lo han hecho. Personalmente voy a atesorar este libro y lo leeré a mis futuros pequeños, y si no a los míos, pues a los del vecino. Así las ansias de compartirlo.

Anuncios